elecciones 2019 entrevistas

Cele Fierro: “Desde el MST privilegiamos la unidad, desde el Nuevo MAS la división y los personalismos”

Por Jaime Flores

Fierro nació en Córdoba, pero se radicó en Cipolletti (Rio Negro) hace años y desde allí se hizo un hueco como una referente de la izquierda provincial. Es docente, militante feminista de Juntas y a la Izquierda, y dirigente del MST. Para las elecciones de este año, optó por ser diputada nacional por CABA junto a Myriam Bregman (PTS) dentro del Frente de Izquierda – Unidad.

LEER TAMBIÉN
VIDEO Simonetti: “El partido de Del Caño se cierra sistemáticamente a la unidad de la izquierda”

1. ¿Cuáles son las primeras sensaciones del inicio de campaña?, ¿se nota la ilusión con la unión de la mayoría de las izquierdas?

Desde que conformamos el frente entre el FIT y el MST, no hemos dejado de recibir muestras de apoyo, saludos y felicitaciones, y en todo el país estamos desplegando una enorme campaña de difusión política, a pulmón, con toda la militancia. Si cientos de miles de trabajadores, de mujeres y de jóvenes votan por la unidad de la izquierda lograda, están aportando a que se haga más fuerte una verdadera alternativa política en el país. Esa es la tarea planteada y por la cual vamos a seguir recorriendo calles, lugares de trabajo y estudio las próximas semanas, invitando a la población a votar el 11 de agosto a la izquierda que se une.

LEER TAMBIÉN
VIDEO Simonetti y la grieta sobre los manteros: pidió “conciencia social” y “apoyarnos entre trabajadores”

2. Algunas candidatas como Myriam Bregman se les impidió (temporalmente por el fallo que lo revirtió) salir con el pañuelo verde para las imágenes electorales ¿Qué opinión le merece?

Es terrible que se niegue la posibilidad de utilizar nuestros pañuelos, símbolo de la lucha que hemos encabezado durante años. No obstante, el fallo de Corte permitió que haya pañuelos verdes en las boletas, aunque también celestes, y gracias a la impugnación de nuestra compañera y apoderada Mariana Chiacchio se ha impugnado de las boletas del Partido Demócrata Cristiano la imagen de un feto que era un agravio violento de los celestes contra miles y miles de mujeres que día a día abortan en la clandestinidad, que ponen en riesgo su vida y contra las niñas violadas que contra su voluntad son obligadas a seguir el embarazo.

3. ¿Qué diferencias hubo para que el MST aceptara unirse al FIT y fuerzas como el Nuevo Mas o A y L no lo hicieran?

La diferencia es muy sencilla; desde el MST privilegiamos la unidad de la izquierda y Zamora y Castañeira privilegiaron la división y los personalismos. De nuestra parte siempre dijimos que proponíamos la unidad de la izquierda y desde que lanzamos nuestras candidaturas planteamos que estaban al servicio de ese objetivo, por eso en mi caso primero fui precandidata a presidenta y luego cambie y ahora soy candidata a diputada nacional junto a Myriam Bregman, porque antepusimos la unidad antes que los cargos. En el caso de Zamora y su grupo Autodeterminación y Libertad, además de su permanente descalificación de los partidos de izquierda, su pretexto público para rechazar un frente fue que antes de la unidad electoral había que actuar conjuntamente en las luchas sociales, lamentablemente fue la excusa actual que encontraron y que solo buscaba preservar lo más posible su pequeño negocio electoral porteño, que además año tras año viene retrocediendo, una lástima que Zamora en vez de aportar su figura a una unidad mayor la utilice para dividir. En el caso del Nuevo MAS la argumentación pasó por otro lugar, que tiene mucho de autobombo sectario y ninguna postura unitaria. Su planteo anti-frente de izquierda fue que solo podía concretarse si había internas, pero los invitamos reiteradas veces a reunirnos a debatir el tema y ni siquiera vinieron, lo cual muestra que no tenían propuestas de unidad sino excusas para dividir, ya que esgrimir desde lejos la propuesta de PASO en forma ultimatista como hicieron Castañeira y el NMAS, en concreto significa negarse a la unidad. Por eso la realidad es una sola; nos juntamos casi toda la izquierda en el FIT Unidad, haciendo grandes esfuerzos, mientras ellos decidieron de manera electoralista dividir y darle la espalda al reclamo de miles de trabajadores que pedían la unidad.

LEER TAMBIÉN 
VIDEO Luana Simioni y la unidad de la izquierda: “Es una pena que el Nuevo MAS no haya hecho el esfuerzo”

4. ¿Creen que si no pasan las PASO van a votar por FIT/Unidad en octubre?

Deberían, sería lo mínimo indispensable frente a los candidatos del FMI que rondan las otras listas.

5. ¿Les preocupa en el FIT/Unidad que Manuela se lleve el voto feminista al ser la única candidata a presidenta?

No nos preocupa, porque nuestro frente es claramente muy representativo de la lucha feminista y disidente, con miles de compañeras y referentes de todo el país en nuestras listas que todos los días somos parte de la ola verde en nuestros lugares de trabajo, estudio y en los barrios, una poderosa ola que no necesita que una candidata como Castañeira se arrogue representarla, porque nuestra lucha es colectiva no individual. En esta campaña electoral estamos defendiendo de conjunto todos nuestros reclamos de género y creemos que vamos a recibir mucho apoyo por esa coherencia, de hacer en la campaña lo mismo que hacemos todos los días. Además para que triunfe de fondo toda la lucha feminista es preciso derrotar al sistema patriarcal y capitalista, tarea no sencilla que para la izquierda socialista revolucionaria es estratégica y requiere desterrar toda forma de sectarismo. Y a diferencia de otras listas como el Frente de todos, que pretende mostrar a algunas figuras feministas haciendo gala de que integran sus listas para esconder a los antiderechos que la comparten. Nosotras decimos que no solo tenemos feministas en las listas, sino son listas feministas, enteras y socialistas. Que el Nuevo MAS haya rechazado integrarse al Frente de Izquierda Unidad debilita la lucha feminista, por eso su candidata no puede pretender representar la misma lucha que dividieron con una política sectaria y personalista de anteponer una figura a la unidad necesaria para horadar la falsa polarización y enfrentar a los candidatos patronales. Pero como su costumbre de dividir va más allá de una circunstancia electoral, es grave. En el movimiento feminista, Las Rojas se niegan desde hace años a integrar la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, que más allá de sus debates es el único espacio unitario para coordinar esa lucha, que el NMAS y Castañeira dicen priorizar. En todas las asambleas de coordinación en La Plata hacia el Encuentro de octubre tienen posturas rupturistas, que debilitan la pelea conjunta por un Encuentro combativo. En el tema prostitución sostienen un abolicionismo dogmático. Además consideran que la lucha del colectivo trans invisibiliza al feminismo, lo que también es errado y divide. Por esta actitud constante esta corriente tiene una implantación e incidencia muy pequeña en el movimiento obrero, estudiantil, barrial, feminista y disidente.

6. ¿Cómo definiría en pocas palabras a sus compañerxs Nicolás del Caño, Romina del Pla y Vilma Ripoll?

¡Que pregunta! A Nicolás del Caño lo definiría por su sencillez para transmitir valores y propuestas de la izquierda anticapitalista y socialista, que son los mismos por los cuales yo lucho y por eso me alegra que hoy estemos dando esta pelea en común. Romina, por ser maestra además de militante, conoce muy bien la realidad de miles de niñes y de la docencia, y sigue trabajando como lo hacemos todos los militantes de izquierda. Y Vilma es mi compañera de partido con quien integramos junto a un equipo la dirección del MST. Es un ejemplo de fuerza y convicción para defender todas las causas justas. Me enseñó a poner el cuerpo siempre contra las adversidades y a enfrentar a las patronales, peleando siempre por un mundo digno de ser vivido.

7. ¿Qué opinión le merece lo ocurrido en el Partido Obrero?, ¿cree que puede afectar al discurso de unidad?

Bueno, es una crisis profunda en ese partido que tendrán que ver si la pueden resolver. En nuestro caso, en el MST y también en el FIT Unidad, bregamos por el mayor respeto a todas las opiniones y por defender la mayor unidad posible; sabiendo convivir con acuerdos y diferencias, creemos en esa cultura política que nos parece mejor. Esperamos que los distintos sectores de PO, que son parte del FIT Unidad y dicen apoyar la unidad de la izquierda lograda, así lo sigan haciendo y aportando a la campaña, tratando que su debate interno no perjudique el frente que hemos constituido con tanto esfuerzo y que es una conquista de miles de trabajadores que así lo esperaban. Por fuera de esto te podría agregar que no es la única crisis en el movimiento de izquierda, vivimos un período donde se están manifestando en distintos países, crisis importantes de distintas organizaciones, como reflejo de las malas respuestas políticas y metodológicas ante problemas y diferencias planteados. Es un tema que da para mucho debate y al cual también esperamos aportar con ideas de una nueva izquierda y con el ejemplo, es todo un desafío.

8. ¿Con qué película o canción describiría a Macri, Cristina, Massa y Pichetto?

¡Otra gran pregunta! Creo que a los cuatro los englobaría en “Señor cobranza”, de la Bersuit. Todos roban, todos tranzan.

Pero a Macri lo describiría con la canción “Rata de dos patas”, de Paquita la del barrio. A Cristina con el Titanic, nos lleva a un hundimiento seguro. A Massa con la canción “Bancarse ser segundos” de los cebollitas. Y a Pichetto con la canción “Cambalache”, de Attaque 77.

9. ¿A la izquierda le falta pedagogía para convencer al votante que vota “al mal menor”?

No creo que sea la pedagogía el problema, sino la desigualdad que se nos impone en el espacio de comunicación desde todas las instituciones que mantienen este régimen y sistema. A los grandes partidos tradicionales los financian empresarios y corporaciones a los cuales responden, y transmiten su falsa ideología por todos los medios, bombardeando a millones con sus propuestas, y convenciendo, por ese medio, de salidas posibilistas del tipo “hasta acá llegamos” o “más no se puede”. Si tuviéramos la posibilidad de expresar nuestras ideas la misma cantidad de tiempo y por todos los grandes medios que utilizan el PJ y el macrismo, realmente la situación sería otra y seguro alcanzaríamos mucho mayor apoyo. Sobre esta base seguro tenemos mucho por mejorar en cómo comunicar y llegar a millones, pero sin perder de vista la desigualdad existente.

10. ¿Quién diría que son sus referentes políticos y por qué?

Puedo nombrar desde Lenin, Trotsky, Alexandra Kollontai, hasta mis compañeros como Alejandro Bodart y Vilma Ripoll que con su entrega y militancia cotidiana, trasmiten la fuerza para seguir luchando. Ejemplo de coherencia y de cómo hacer política contra la casta enquistada, fueron diputados fueron contra los privilegios y dieron la pelea en soledad, Vilma es reconocida por haber terminado su mandato y haber vuelto a trabajar de enfermera.

11. A modo de despedida, háblales a los votantes que van a ir colegio por primera vez.

Tenemos que romper con la barrera de lo imposible, porque lo posible se agotó. La lucha por determinadas causas o derechos no se puede disociar de las medidas para concretarlos ni de sus consecuencias. La cuestión consiste en razonar pensando en qué hace falta y no en limitarse al perímetro de lo presuntamente posible, y que al final, es un invento de los que quieren mantener las cosas más o menos cómo están. Pero para evitar abstracciones, aterricemos en las causas concretas que atraviesan a nuestra generación como problemáticas, luchas o necesidades. Decirse capitalista, como hace CFK, no es un chiste. Define los intereses de un proyecto y sus límites. La idea de un capitalismo «más social» o «no tan explotador», es vieja y falsa. Si se paga deuda externa, incluso «renegociando», que es pagar también, no hay fondos para que la economía se mueva a favor de la mayoría. Si querés servicios como derechos, el cuestionamiento a las privatizadas no puede ser retórico: hay que reestatizar con control obrero y social de los usuarios. Si querés independencia, real, tenés que cambiar el modelo de producción basado en soja y megaminería, por otro industrial con innovación tecnológica sin depredar la naturaleza, es decir, sin Vaca Muerta. Bueno, eso es anticapitalismo. Y, por lo tanto, es transición a otras reglas, a otro modelo, a otra solución, que para nosotres se llama socialismo. Por eso hacemos fuerte a un tipo de izquierda, radical, anticapitalista, socialista. Ahora, votando por esa opción en las PASO y después también. Es decir: por las listas del FIT-Unidad, la izquierda que se une. Pero fundamentalmente activando, organizándote con nosotres para preparar una gran fuerza militante que sea consciente de cómo garantizar sus causas, sus derechos y una plataforma que de verdad reorganice la Argentina en favor del 99%.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s