entrevistas Región Capital

Estremecedor caso de reiterados intentos de femicidio: “Él está suelto y yo encerrada en mi casa con miedo”

Melina Cruz vive encerrada en su casa junto a su hija de siete años “con miedo” ya que el padre la atacó por lo menos en tres ocasiones en la vía pública en los últimos tres años y la amenaza de muerte a ella y a la pequeña continuamente por mensaje. El 25 de junio pasado fue el último episodio donde el malviviente le cortó el cuello y la dejó inconsciente producto del sangrado. Actualmente se encuentra prófugo aunque se sacó la tobillera que le había implantado la Municipalidad.

LEER TAMBIÉN
Barrio Hipódromo: Encontraron a una mujer inconsciente y herida que había apretado el botón antipánico

Lamentablemente son los medios de comunicación que me pueden ayudar a que esto se detenga y generar presión en la Justicia“, señaló Melina Cruz al contactarse con Mirada Crítica. Fue y sigue siendo víctima de violencia de género, y su agresor, Lucas Grippa, continúa prófugo de la Justicia: “Vivo encerrada con miedo en mi casa junto a mi hija”.

LEER TAMBIÉN
Un taxista golpeó y violó a dos mujeres en Los Hornos: quedó detenido

Su calvario comenzó en 2011 cuando inició una relación con el implicado, quien es trabajador municipal y estudiante de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP. Al quinto mes de relación, con ella embarazada, comenzó la violencia: primero fue psicológica verbal hasta que un día “me golpeó contra el vidrio del auto”.

“Estando embarazada me golpeó contra el vidrio del auto”

Melina le dijo que no lo quería volver a ver pero el violento insistió y siguió apareciendo. En una oportunidad, en la casa de la mamá de Melina, le dio un cabezazo en la nariz y la dejó sangrando. “Me hostigó durante todo el embarazo amenazándome por mensaje, hasta el día de hoy continúa“, relata la víctima.

Luego de nacer, el sujeto tuvo tres contactos con su hija hasta que la jueza tuvo que suspender la revinculación porque la menor manifestaba que no quería ver a su padre: Decía que quería irse, golpeaba las sillas, se ponía nerviosa“. Después que la Justicia le prohibiera verla, Lucas continúa con los mensaje donde amenazaba de muerte a Melina y su hija.

“En el 2015 se bajó con tres tipos de un auto y me golpeó adelante de mi hija; el año pasado intentó matarme en la calle”

El tiempo transcurría y el agresor continuaba con las amenazas, y se produjeron varios encuentros violentos. “En el 2015 se bajó con tres tipos de un auto y me golpeó adelante de mi hija; el año pasado intentó matarme en la calle, me cortó el cuello, los brazos y me dio golpes en la cara“, cuenta Melina.

En todos estos años radicó 13 denuncias contra el agresor. Hasta la madre de Lucas denunció a su propio hijo: “Ella recibió un mensaje donde decía que se despida de su nieta y de mí”.

El último episodio fue el 25 de junio cuando la abordó a la vuelta de la casa, otra vez en la vía pública, y le hizo un corte cerca de la yugular, herida que le causó un sangrado suficiente para dejarla inconsciente.

“La mamá de Lucas recibió un mensaje donde decía que se despida de su nieta y de mí”

De ese momento, la Justicia pidió su detención y se encuentra prófugo. Su defensa presentó una eximición de prisión pero fue negada por el juez. Mientras tanto, la actual fiscal a cargo, Cecilia corfield, encargó su búsqueda pero por ahora sin éxito. Además, este jueves presentaron otra eximición de prisión la cual obligó a suspender de momento la búsqueda hasta que la Justicia resuelva.

LEER TAMBIÉN
Violencia de género: Implementan la tobillera electrónica para detectar la violación de perimetrales

Otra cuestión insólita del caso es que desde la Municipalidad le entregaron el “Dispositivo Electrónico Dual” para rastrear las 24 horas al agresor. Este aparato funciona colocándole una tobillera al victimario “pero la fiscal me dijo que nunca se llegó a ponerselo”.

“Lucas desobedeció tres perimetrales, una el sábado pasado de 300 mts porque me amenazó por mensaje a mí, a su mamá y mi papá. Se hizo la investigación desde fiscalía y el teléfono donde provenía el mensaje era de él”, relata angustiada Melina, y agrega: “Está suelto y yo en mi casa encerrada con miedo“.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s