SOCIEDAD

Pobreza y exclusión: la emocionante carta de la profesora de los chicos electrocutados en el Tren Roca

El accidente había ocurrido el pasado martes a la altura de Gerli, Lanús. Dos muchachos viajaban en el techo de un ramal proveniente de Mar del Plata y uno de ellos recibió una descarga de 25 mil voltios, quien murió el jueves tras tener el 80% del cuerpo quemado.

LEER TAMBIÉN
VIDEO Así fueron rescatados luego de recibir la descarga de 25 mil voltios

El viaje en tren del platense Ciro Ferreyra, de 20 años, y el berissense José Fonseca, de 18 años, terminó de la peor manera. El jueves se conoció el fallecimiento de Fonseca, el que en pero estado de salud se encontraba tras la descarga de 25 mil voltios que sufrieron este martes mientras viajaban en el techo de un tren de la línea Roca.

Ahora, una de sus docentes publicó una conmovedora carta en el sitio de La Izquierda Diario para dar cuenta del abandono al que son sometidos jóvenes como José y Ciro.

Los amigos había viajado a Mar del Plata para hacer malabares, aprovechando la temporada de verano en “la Feliz”, pero no hubo una buena recepción por parte de los turistas. 

Con poca plata recaudada, emprendieron el regreso a pie. Caminaron casi cuatro días, alrededor de 70 kilómetros. Estaban en Vivoratá, localidad del partido de Mar Chiquita, cuando a lo lejos vieron que llegaba la unidad 304 del tren Roca, que cumple servicio entre la ciudad costera y Constitución. 

“A mi hijo no lo convenció la idea de subirse al techo del tren. No lo habían hecho nunca, pero son muy amigos, son dos chicos divinos. Estaban cansados de caminar y se subieron al techo“, dijo a Infobae Julia, la mamá de Ciro. Según le contó el joven, en un momento el ferrocarril cambió de andén y pasó al eléctrico. El accidente ocurrió el martes a las 8 de la mañana a la altura de la estación Gerli, en Lanús. 

“Él estaba buscando algo en la mochila y de repente vio a su amigo volar hacia atrás”, precisó la mujer. José se llevó la peor parte: recibió 25 mil voltios proveniente de la catenaria. El adolescente de 18 años quedó internado en la terapia intensiva del Hospital Fiorito de Avellaneda, conectado a un respirador artificial. Su estado de salud era muy delicado, con quemaduras en más del 70% de su cuerpo, y este jueves murió

“No lo culpo a mi hijo, es parte de una sociedad marginada. Duele mucho ver que un chico puede morirse por tener que subirse al techo de un tren para viajar gratis. Ellos fueron a trabajar, a intentar ganar algo de plata en forma decente. Es muy triste estar viviendo todo esto”, agregó la madre del joven que sufrió heridas leves. Y cerró: “Él acá está contenido, siente mucha fortaleza y está bien. Pero yo sé que está sufriendo por su amigo, su hermano, a quien conoce desde chiquito”. 

LA CARTA:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s