Región Capital

La sangrienta historia detrás del Camino Negro, el lugar donde hallaron a Gisella

La Triple A y la dictadura inauguraron el truculento uso del Camino Negro que une Villa Elisa con Punta Lara, para arrojar a víctimas de la represión. Pero otros crímenes resonantes, ya en democracia, tuvieron su desenlace con apariciones tenebrosas en las banquinas donde este martes la Policía encontró el cuerpo de la ondontóloga desaparecida hacía 14 días.

LEER TAMBIÉN
VIDEO Hallaron el cuerpo de Gisella: cámaras captaron el momento que el femicida la enterró en Villa Elisa

Nota publicada por 0221.com.ar

El arma con la que Ricardo Barreda cometió el cuádruple femicidio, la cabeza de una trabajadora sexual que estaba desaparecida, un cuerpo calcinado que se pensó era de Julio López, los cadáveres de cinco dirigentes gremiales, los restos de un hombre que había sido dopado y asesinado por su esposa. Lo macabro domina la historia de la exruta provincial 19, la misma donde este martes apareció asesinada la odontóloga platense Gisella Solís Calle. Hechos que le dan otra connotación al nombre con el que se lo conoce popularmente: Camino Negro.

El 20 de septiembre de 2006, dos días después de la desaparición de López, un cuerpo calcinado apareció en la banquina, cerca de la autopista La Plata–Buenos Aires. Enseguida se creyó que era el testigo clave en el juicio en que fue condenado el genocida Miguel Osvaldo Etechecolatz. Aquello quedó como un mensaje mafioso ya que se descartó esa hipótesis y el cadáver nunca fue identificado. Fue inevitable vincularlo con el accionar de las patotas que asolaron La Plata entre 1974 y 1975 o las que siguieron con la represión a partir del 24 de marzo de 1976.

Antes y después de aquel caso de hace más de 12 años, aquella senda abandonada, minada de pozos y rodeada de pajonales y cañaverales, fue un tenebroso escenario de descarte. La persecución política de la Triple A y la dictadura inauguraron ese uso. Después fueron sicarios, femicidas y mafiosos los que lo convirtieron en un verdadero depósito de cadáveres.

En octubre de 1975 una joven fue hallada asesinada a balazos cerca de Punta Lara. Era Graciela René Astorga, de 20 años, alumna de quinto año del Colegio Nacional Mixto de Ensenada. Tenía, según las crónicas policiales, “disparos en la cabeza”. Dos días después fue hallado el cuerpo de otra joven que estaba desaparecida. Era Susana Aurora Zanandrea, de 17 años, alumna del Liceo Víctor Mercante. Eran amigas y la menor de ellas acaba de romper una relación con integrante de la derechista organización política CNU.

Pero si de persecución política se trata, el caso más resonante fue el secuestro y asesinato del dirigente de ATE Luciano Sander, ocurrido en junio de 1976. Había sido secuestrado con otros cuatro militantes y los cuerpos de los cinco fueron arrojados al Camino desde un helicóptero.

La llegada de la democracia no implicó un cambio en el uso de la desolada ruta aunque sí los motivos de las muertes y apariciones. El repaso de algunas de ellas:

-18 de noviembre de 1992: en un canal lindero al camino hallaron la escopeta “Víctor Sarrasqueta” con la que el odontólogo Ricardo Barreda perpetró el cuádruple femicidio de su esposa, su suegra y sus dos hijas.

-15 de marzo de 2000: la policía halló la cabeza y los brazos de Roxana Dos Santos, una joven de 22 años por cuyo crimen fue a juicio y absuelto el regente de un cabaret de la zona de la Terminal y la Estación de trenes. Había sido asesinada y descuartizada en el barrio La Favela de La Plata.

-4 de agosto de 2002: apareció un cuerpo sin cabeza ni manos a 1.500 metros de a costa del Río de La Plata.

-6 de diciembre de 2004hallaron enterrados a Jorge Torres y Marcela Basualdo. Habían sido brutalmente asesinados y trasladados en una camioneta. Por el doble crimen fue condenado el constructor Walter Olmos, a quien la pareja había ido a reclamarle una deuda.

-31 de agosto de 2005:Juan Carlos Martínez, un jubilado que fue dopado y asesinado de un tiro, apareció dentro de un auto quemado. Por el crimen fueron condenados a perpetua dos hombres y una mujer. Dos hombres y una mujer. Gabriela Fernanda Cisneros era su esposa. Sergio Omar Castillo –la expareja de la mujer- y Jorge Luis Cóceres, fueron sus cómplices en un plan criminal para quedarse con los bienes de la víctima.

-5 de enero de 2008: A 800 metros de la autopista asesinaron a María Martini, de 27 años. Su novio Carlos Rodríguez fue baleado en la cabeza y sobrevivió algunos días hasta que murió en el hospital. Un doble crimen con el sello de la mafia, que tuvo derivaciones relacionadas con la detención de la banda jueces y funcionarios judiciales que salió a la luz recientemente y por la que se encuentra detenido el exjuez César Melazo. El principal sospechoso de aquel doble asesinato es Javier Ronco, quien denunció al juez Tomás Morán por exigirle dinero para mejorar su situación en la investigación por aquel hecho siniestro.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s