Opinión

Una victoria mediada

Por Juan Labour

Los trabajadores de Astillero Río Santiago lograron anoche, torcer el brazo del ajuste oficialista, en lo que fue una verdadera jornada de lucha. El precedente que se sentó alrededor de las dos de madrugada, representa una batalla ganada por los astilleros, pero una real demostración de resistencia de toda la clase obrera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después de una jornada pacífica en el Ministerio de Economía de la Provincia de Buenos Aires, el gobierno provincial tuvo que dar un paso atrás con la decisión de paralizar el Astillero Río Santiago, en lo que fue una derrota de sus políticas de ajuste. Cerca de las dos de la madrugada, el Ministro de Economía y el Jefe de Gabinete tuvieron que firmar un acta de acuerdo en el que se establecieron los siguientes puntos:

En primer lugar la entrega de gas y oxígeno para la continuidad de las obras en ejecución. En segundo término hacer efectivo los meses adeudados en concepto de retenciones, cuotas sindicales, cuotas de acción social, comercios y comedor. El tercer punto es la suspensión de los futuros descuentos de las vacaciones mientras dure la mesa de concertación, garantizando su funcionamiento hasta fin de noviembre con la pastoral social como integrante y por último, la ratificación de los representantes gremiales de la vigencia del convenio colectivo de trabajo.

Los gobernantes, que no se animaron a dar la cara nunca ante los trabajadores, firmaron el acta por la acción intermediaria de la pastoral social, mostrando su desinterés por dialogar. El acta se firmó en el ministerio por los paritarios y fue el padre Rubén Marchioni quien lo llevó desde el Ministerio de Economía a la Gobernación Provincial, para que la firmen el Ministro Hernán Lacunza y el Jefe de Ministros Joaquín de la Torre. Cuando estuvieron las firmas se procedió a la desconcentración del edificio por parte de los astilleros.

En el marco de un paro de estatales que se desarrolla hoy, el gobierno no pudo permitirse tener ocupado el Ministerio, porque ya no solo sería por los trabajadores del ARS, sino que se esperaba una congregación multitudinaria. Por esta razón no tuvieron otra opción más que aceptar firmar un acuerdo.

Recordemos que este es el segundo acta de compromiso que firman los representantes de Astillero Río Santiago. El anterior fue el pasado jueves y el gobierno se encargó de incumplirlo en todos sus puntos. Veremos qué es lo que ocurre en esta oportunidad. Por el momento quedó demostrado que ante la lucha y la unidad de los trabajadores, el ajuste oficial retrocede.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s